Puntarena rompe con el diseƱo tradicional